Águilas – Pozo de la Higuera

Nuestra ruta comienza en Águilas, empezamos por hacer las farmacias cercanas al hotel y después visitamos a una clienta para continuar hacia Almería donde estaban parte de farmacias de nuestra ruta. Los farmacéuticos han sido muy agradables con nosotros y nos daban ánimo para conseguir muchas fotos; también les llamaba la atención que no fuéramos comerciales, sino gente que trabaja distintos puestos de Aristo y Medinsa: fábrica, mantenimiento o comercial.

En una de las farmacias clientes mientras esperábamos a que llegase la titular, la adjunta nos quiso mostrar la nueva farmacia que iban a abrir en unas semanas y allí nos encontramos con una pareja de personas mayores que iban a comprar a la farmacia. Para sorpresa nuestra, les gustó tanto nuestro proyecto que se animaron y quisieron venirse con nosotros.

En la zona de Almería, no conseguimos ninguna foto de las farmacias ya que los titulares no estaban, pero de igual manera nos atendieron siempre con una sonrisa, ánimos y lamentando mucho no poder colaborar.

Cambiamos de zona y regresamos a Águilas; allí conseguimos muchas fotos, sellos y ¡esperamos que alguno se anime a acompañarnos en la etapa final!

Al día siguiente, comenzamos nuestra ruta desde el centro de Águilas. Los primeros kilómetros fueron muy bonitos, observando el mar casi a nuestro lado. Después nos adentramos hacía el interior de la península por una rambla, esta discurría a través del mar de plástico. Terminando la ruta el paisaje cambio por completo, a través de las montañas y campos de naranjos hasta llegar a nuestro destino Pozo de la Higuera.

Ha sido una experiencia muy bonita en la que no han faltado las risas y el trabajo en equipo.