Mula – Bullas

Por fin llegó el día de poner rumbo hacia Murcia. Teníamos muchas ganas de emprender camino, conocernos y disfrutar de los momentos compartidos.

Y la verdad, que la realidad superó nuestras expectativas. Las visitas a las farmacias de Molina del Segura, Churra y Murcia nos impulso a conocernos e intentar crear un buen espiritu de equipo.

Hicimos parada técnica para comer algo rápido y ahí empezó a resurgir nuestro espirítu de equipo y positividad, la tarde fue un éxito. Más tarde se unieron a nosotros los fotógrafos para acompañarnos e inmortalizar algún momento de las visitas a farmacias, lo pasamos realmente bien.

Agradecemos a los farmacéuticos de la zona, su amabilidad y simpatía a la hora de escucharnos y colaborar en el proyecto Aristo Camina con Farmacéuticos Sin Fronteras.

La ruta que realizamos desde Mula hasta Bullas fue un momento de contacto con la naturaleza totalmente necesario en este viaje. El momento “Dron” del fotógrafo fue super gracioso, y aunque el final del tramo estuvo pasado por agua, el paisaje fue admirable. La recompensa nos llegó en forma de sepia a la plancha y chopitos para volver a recuperar fuerzas.

El tiempo que tuvimos libre por la tarde lo empleamos en conocer las plazas principales de la ciudad de Murcia, así como su gastronomía.

En resumen, ha sido una gran experiencia, hemos compartido muy buenos momentos y lo mejor es el gran equipo que hemos hecho. Durante la convivencia se habla de trabajo, de la vida de cada uno de nosotros y esto ayuda a fomentar el compañerismo, porque conoces cómo es el trabajo de la otra persona, empatizas y comprendes su día a día en el trabajo. Así es mucho más fácil trabajar cada día.

Nos veremos todos en la última etapa, será el gran colofón a este gran Proyecto “Aristo Camina”.