¡SANTO DOMINGO DE LA CALZADA – BURGOS!

¡La aventura continúa!

La nuestra en particular comienza en Santo Domingo de la Calzada donde nos dan a conocer la leyenda de la gallina que después cantó. Los campos de cultivo bordeados por flores silvestres nos acompañan en nuestro recorrido, y el saludo de los lugareños y peregrinos nos llena de fuerzas: ¡buen camino!

Aprovechamos las pausas para disfrutar del camino y hacer un pacto entre mosqueteros. Porque eso es el camino al fin y al cabo, aprender a ayudar a los compañeros.
En la Farmacia de Grañón nos reciben como amigos. Ellos también saben disfrutar del camino y ayudar a los peregrinos que lo necesitan. Nos desean suerte y buen camino y nos enseñan que la vida debería ser más amarilla… amar y ya!

Seguimos las señales del Santo hasta nuestro siguiente destino, Belorado, donde disfrutamos de la noche de San Juan con hoguera incluida.
Por la mañana partimos hacia San Juan de Ortega. La etapa comienza por tierras de cultivo y más adelante asciende por un bosque donde encontramos el oasis del camino. Ya en San Juan de Ortega nos curamos las ampollas y aprovechamos para reponer fuerzas y visitar su iglesia. En el restaurante coincidimos ni más ni menos que con Juan Antonio Corbalán, medalla de plata en los JJOO de Los Ángeles 84.
Nos desea suerte con nuestro proyecto e incluso nos firma la camiseta. ¡Gracias!

En la recta final de nuestra etapa pasamos por varios pueblos hasta terminar en Burgos.
Una ciudad preciosa que nos recibe en fiestas.

¡Nada mal para terminar una experiencia increíble!